lunes, 7 de mayo de 2012

Desembalaje Bilbao mayo 2012 (primera parte)

Adivinad dónde he estado este sábado:


Esta feria es semestral: en Bilbao se celebra en mayo y en diciembre. Sacamos un montón de fotos, compramos algunas cosas y nos quedamos con las ganas de otras. ¡Nos faltó tiempo!

Ya os adelanto que aunque me encantan estas ferias (el requisito es que los objetos a la venta deben tener un mínimo de cuarenta años), algunos de los stands dan un poquito de pena, porque exponen todos los objetos sobre telas en el suelo, bastante desordenados y sucios, y qué queréis que os diga, no transmite mucho glamour, parece un rastro malo .... Creo que se podría cuidar un poquito más la presentación, sobre todo en estas cosas que están en medio de la fina línea que separa 'antigüedades' de 'cosas viejas' (y porque el público/cliente paga una entrada). Os dejo unas cuantas fotos hoy, y en breve os pongo las demás (es que tengo que hacer una selección, porque ya os digo, sacamos cientos de fotos).






(Había muchas cámaras de fotos antiguas, la verdad que muy bonitas, pero la mayoría no funcionaban...) 

(Lo que os decía, no había un ángulo desde dónde sacar estos molinillos sin sacar cajas de cartón o bolsas llenas de papel)

(También había muchas máquinas de escribir antiguas.... me encantan)

(Un taxímetro con solera) 

(Una de las cosas que me quedé con las ganas de llevarme. Me encantaría colgada en la cocina ....)


(Había mucha cristalería y porcelana, ideales para hacer un regalo especial y personal)

(Me encanta este ambiente de almacén) 

(Otra de las cosas que me hubiera llevado a casa, decidme que no basta él sólo para decorar cualquier rincón)





(Un juego de ajedrez, con la mesa, dos sillas y las figuras)

(Dos dragones chinos, preciosos)

(Una manta para caballo, para poner  debajo de la silla, con la cincha para atarla y todo, china también. Me encanta para colgar en la pared, como un tapiz, quizás encima de una cama, a modo de cabecero)



(En la foto no se aprecia, pero este armario de cajones, me niego a llamarlo sinfonier, superaba los dos metros de altura)

(Esto parece un taquígrafo, pero no estoy segura. Si alguien sabe lo que es, quedaré agradecida si me lo cuenta)

(Viejas cuchillas de afeitar, en sus cajas originales)



(Hebillas vintage, para utilizar en DIYs: cinturones, bolsos, o lo que se os ocurra)

(También había muchos globos terráqueos, que ahora están muy de moda en decoración)

(También me hubiera llevado esta vitrina a casa, ideal para exponer cualquier colección)

(Nos costó un rato averiguar qué es esto: un antiguo reloj para fichar en una fábrica u oficina. Con el tablón de fichas, estaría completo) 

(Una bonita estampa en nácar, un gran trabajo de artesanía)

Me dejo en el tintero un montón de juguetes (sentí en varias ocasiones una mezcla de alegría, nostalgia y depresión, cuando al ver muchos de ellos exclamaba un "yo tuve uno de estos!!!", ¿tantos años ya?), un chester verde y un par de cosas más que me hubiera llevado a casa. Pero ya no cabe más aquí, lo dejo para el próximo post. ¡¡Espero no tardar mucho!!

1 comentario:

  1. Yo al final no fui. Tiene buena pinta, un montón de cosas!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...